A un teléfono

 

Encabalgando sus orejas
silencioso
déspota, me atormenta.
No hay gritos
de la oruga
solo astillas que amenazan
como rosas dormidas como párpados
como párpados dormidos bajo astillas
en mis dedos deshollados,
las orejas me salen por las uñas
zapatean
sobre teclas o lápidas de mármol
por un puente
sin
barandas.

De: Frágil ala, 2003
Imagen: Salvador Dalí

About Eva Ruiz