No puedes respirar

No puedes respirar, apenas tienes la inquietud de un niño ante el pezón esquivo. Siento que Dios se desbarata aquí en mis brazos, y te me escapas entre los seres […]

No puedes respirar,

apenas tienes la inquietud de un niño

ante el pezón esquivo.

Siento que Dios se desbarata aquí en mis brazos,

y te me escapas

entre los seres queridos sepultados.

No puedes respirar

y viajas en agudos refucilos de silencio

y voy contigo,

hasta ese umbral de criptas irreales

donde te lloro.

Y esta vez eres tú

la que comienza a partir muy dentro mío

y llegas

y dueles suave

,

como un recién nacido.

Del libro: «Premio Nacional de Literatura», Tres de Febrero 2006
Imagen: Gustav Klim

About Eva Ruiz

Estadísticas web